Salud

El buceo es claramente una actividad saludable. Los buceadores se cuidan a sí mismos y cuidan a los demás. Conocemos desde el primer día las posibles lesiones que se podrían sufrir bajo el agua.
Si bien el buceo tiene un puesto bien ganado entre los 10 deportes con menos índices de accidentes en el mundo, esto se debe principalmente a la concientización. Los cursos de capacitación son un eslabón fundamental en esa cadena.
En tu curso inicial de buceo, ves posibles riesgos relacionados con la presión del aire que respiramos. Esas lesiones las llamamos disbáricas. Las lesiones disbáricas pueden tener diferenes signos y síntomas pero son fácilmente identificables. Tal como se ve durante el curso PADI Open Water Diver y luego más en profundidad, en el curso de PADI Rescue Diver, una de las medidas de primeros auxilios más urgentes que se deben administrar es dar oxígeno de emergencia al paciente. El oxígeno no asegura que el buceador con lesiones se cure, pero definitivamente va a ayudar. Aprende cómo utilizarlo en el curso de especialidad Proveedor de Oxígeno de Emergencias PADI.
Otro factor importante son las lesiones originadas por el contacto con la vida acuática. Diferentes ecosistemas conllevan diferentes riesgos. Lo que en todo buceo debe haber siempre es un botiquin con elementos básicos, un manual de Emergency First Response y tal como vimos antes, oxígeno para emergencias disbáricas. El botiquin debe contener entre otras cosas, los numeros de telefono de emergencia locales, guantes, mascarilla de bolsillo para RCP, gasas, bendajes, cintas adhesiva, aguja, termometro, tablillas, tijeras, vinagre, agua oxigenada, pinzas, pomadas antibióticas y de hidrocortizona, azucares, carbón activado. La forma de usar todos estos elementos se describe y se practica en detalle en el curso Atención Primaria y Secundaria de Emergency First Response.
Estos cursos también te capacitan para casos extremos en los que una persona sufre un paro cardiorespiratorio. Aprendes sobre maniobras de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) y si está disponible, el uso de un Desfibrilador Externo Automatizado de electrodos pectorales (DEA).
Estos cursos si bien están orientados a emergencias en el ámbito del buceo, son conocimientos que deberían tener todas las personas de buen corazón en el mundo para asistir a otra en cualquier circunstancia de la vida. Un accidente de tránsito, un pariente de edad avanzada que se queja de dolores en el pecho, un chico que se cae de la hamaca, un amigo que sufre un desmayo haciendo ejercicio... son solo ejemplos cubiertos por los contenidos de estos cursos.
No tener el conocimiento adecuado en el momento que se necesita puede ser una carga muy dificil de sobrellevar si se presenta un accidente. Así seas buceador certificado, pienses serlo, o sólo estás leyendo esta página por el interés de la información; considera realizar un curso de RCP Y Primeros Auxilios en H2O Buceo. Mañana podrías salvar la vida de un ser amado. Anotate hoy mismo.